Posts Tagged 'arquitectura nueva york'

HIGH LINE PARK, un parque en las alturas de New York

14432

Hoy en escenarq blog os recomendamos un elemento arquitectónico y urbanístico para ver sin falta cuando visitéis la maravillosa ciudad de Nueva York. Se trata del parque elevado ‘High Line’, que entre los años 2004 y 2009 construyeron los arquitectos James Corner Field Operations, Diller Scofidio + Renfro. Para la elección de los proyectistas se realizó un concurso internacional de ideas al que se presentaron 720 personas de 36 países distintos.

map-vector

El origen lo encontramos en 1930, cuando se construyó esta vía para el ferrocarril a 9 mts de altura al oeste de Manhattan, con el objetivo de eliminar la peligrosidad del paso de transporte de mercancías a nivel del suelo, así como para descongestionar la ciudad. El último tren que circuló por ella fue en 1980, por lo que se le tendría que encontrar un uso a la infraestructura industrial, más ligado a las necesidades de la ciudad actual. El objetivo de los paisajistas fue  reconvertir este vehículo industrial en un instrumento post-industrial del ocio, la vida y el crecimiento.

14433

Primero se retiraron varios elementos para poder sanear, reforzar y modernizar la parte que iba a ser reutilizada del viaducto. Cuando quedó libre, se construyeron los paseos del parque, creados a partir de planchas lisas y cónicas de cemento que se colocaron encima de la capa de hormigón impermeabilizado, dejando entre ellos espacios para los conductos eléctricos y el drenaje. A partir de aquí, durante todo el recorrido podemos disfrutar de grandes superficies con vegetación que nos transmiten un carácter más natural, en medio de la ciudad que nunca duerme y nunca para.

High Line 4

Para estar al dia de nuevos posts, ¡Siguenos en nuestra página de Facebook!

¡Gracias por seguir escenarq blog!

Ampliación del MOMA de New York

El museo de arte moderno de New York, el MOMA, ha anunciado su ampliación, que se llevará a cabo en el espacio que ocupa actualmente el American Folk Art Museum. Se ha despertado cierta polémica, causada por el futuro derribo del museo, pero después de largos estudios y análisis, el equipo de arquitectos Diller Scofidio + Renfro ha concluido que la creación de un nuevo edificio en este solar es la única manera de lograr una sede completamente integrada.

El nuevo edificio dará 40.000 m2 más al museo, y esto ayudará a descongestionarlo. Cuenta con un primer piso ampliado y un jardín de esculturas abiertos al público de forma gratuita; un piso superior con más galerías y espacios de arte de performance, además de nuevos puntos de acceso y pasillos para mejorar el flujo de tráfico.

Se ha criticado bastante esta ampliación, que a parte de ser muy cuestionable la demolición del antiguo American Folk Art Museum, tampoco resuelve su necesidad funcional de hasta triplicar su espacio, ya que muchas de las exposiciones más grandes deberán quedarse en el edificio actual. No se consiguió en la ampliación del 2004, y los críticos tampoco creen que se vaya a conseguir ahora.

Los primeros Loft de New York

Después de ser restaurado durante 3 años y con una inversión de 18 millones de euros, ha abierto al público este espectacular edificio de 5 plantas en el Soho de New York, entre las calles Spring y Mercer. Se trata de uno de los pocos vestigios de la época en que los artistas se hicieron con este barrio de Manhattan en estado de degradación.

En este caso se trata de un edificio que compró en 1968 el artista Donald Judd, el que podríamos considerar el inventor del loft, la nueva tipología de vivienda que hasta hoy podemos encontrar en ciudades de todo el mundo. Los edificios de hierro fundido, sistema patentado por James Bogardus, se aprovechaban anteriormente para que las fábricas textiles tuvieran grandes espacios libres, gracias a su estructura de hierro en fachada, característica que aprovechó Judd para crear su vivienda, dejando libres todas las fachadas para la entrada de una luz natural de calidad.

Al estar el edificio muy degradado y sin acabados ni servicios, Judd tuvo la libertad de tirar paredes, de manchar suelos con pintura y de construir cocinas y baños improvizados. Cada planta, libre en su totalidad, era dedicada a un solo uso. En la planta baja encontramos una galería privada, y a medida que subimos podemos visitar una estancia limpia en cada planta: cocina, estudio, salón y dormitorio.

Gracias a que Judd creó una fundación en 1994, antes de morir, hoy podemos disfrutar de esta joya de la historia de la arquitectura y el interiorismo. Para más información visitar: http://www.juddfoundation.org/


Introduce tu dirección de correo electrónico para recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow escenarq Architects on WordPress.com